Todos los seres humanos nacemos con este defecto genético

Share on facebook
Share on twitter

Si la Vitamina C es una panacea para tantas condiciones de salud, es porque los humanos (como mamíferos evolucionados que somos) exigimos dosis de Vitamina C mucho más altas que la cantidad que podemos llegar a absorber de los alimentos.

A diferencia de nuestros antepasados remotos, los humanos no somos capaces de sintetizar Vitamina C por nosotros mismos debido a un error genético en nuestro recorrido evolutivo.

En algún momento de la evolución de la especie humana nuestro hígado perdió una enzima clave para fabricar la Vitamina C, denominada L-Gulonolactona Oxidasa.

Esta enzima se requiere para sintetizar el ácido ascórbico o Vitamina C en el último paso a partir de la glucosa o azúcar. La pérdida de este gen nos impide producir nuestra propia Vitamina C como hacen el resto de animales. Todos los animales son capaces de producir Vitamina C excepto los humanos, los murciélagos y el cerdo de Guinea (un peculiar espécimen roedor).

Esta falla genética conocida como “mutación negativa del gen GULO” ha sido bien estudiada tanto en el genoma de primates como en el genoma humano. Igual que pasa con cualquier otra anomalía hereditaria, la incapacidad del cuerpo de sintetizar la enzima GULO tiene consecuencias negativas en nuestra calidad de vida y salud.

La mayoría de las personas creen que pueden obtener suficiente Vitamina C de sus alimentos y por tanto piensan que no hay ninguna necesidad de suplementar. Sin embargo, de todas las especies vivas en el planeta estamos muy solos en este defecto genético.

La mayoría de los seres vivos producen su propia Vitamina C sin necesidad de ingerirla. En el reino animal se conocen pocas excepciones. Entre ellas los murciélagos, nosotros mismos y algunos primates grandes como el gorila.

Si tuviéramos el gen GULO todavía activo, nuestros cuerpos producirían grandes cantidades de vitamina C, muy superiores a las dosis oficiales que se recomiendan hoy en día (que son completamente irrisorias). De hecho las cantidades oficiales únicamente sirven para prevenir enfermedades graves como el escorbuto (enfermedad provocada por una deficiencia severa de Vitamina C).

Sorprendentes Hallazgos Sobre La Vitamina C

En la década de los años 30 el Dr. Noel W. Jungblut (uno de los pioneros en la terapia con Vitamina C). descubriría asombrado que sólo los primates y los conejillos de indias son susceptibles al escorbuto, así como a otras enfermedades y problemas de salud como el choque anafiláctico, la tuberculosis pulmonar, la difteria (una infección viral parecida a la poliomielitis) y una forma viral precursora de la leucemia.

  • Todos los demás animales que el Doctor estudió (más de 20 especies) eran invulnerables a estas enfermedades gracias a que fabricaban su propia Vitamina C en grandes cantidades.

Los gorilas en cautiverio son susceptibles a las mismas enfermedades y problemas de salud que sufrimos los humanos, por ejemplo enfermedades cardiovasculares como un ataque al corazón.

El Dr. Linus Pauling fue un visionario en su época con su Teoría Unificada de la Enfermedad Cardiovascular. En dicha teoría el Dr. Pauling demuestra que la falta del gen GULO (por la que nos quedamos desprovistos de Vitamina C) es la causa subyacente de todas las enfermedades cardiovasculares que padecemos hoy día los humanos.

Las enfermedades cardiovasculares tienen el deshonroso mérito de ser la primera causa de muerte en todo el mundo. ¿Será sólo una casualidad?

Si queremos compensar la mutación negativa del gen GULO necesitamos dosis mucho más altas de Vitamina C que las típicamente recomendadas por las autoridades gubernamentales o los nutricionistas de la tele.

Animales con un peso corporal similar al nuestro producen diariamente entre 3.000 y 15.000 mg de Vitamina C. Esto en un periodo de calma ya que, si hace mella el estrés, esta dosis se multiplica varias decenas de veces. Una cabra bajo estrés produce nada menos de 100 gramos de Vitamina C al día.

La dieta moderna aporta apenas 90 miligramos de Vitamina C al día, compara esto con la cantidad que produce un animal en estado libre de estrés (cientos o miles de gramos).

Los animales producen su propia Vitamina C, la cual accede “molecularmente intacta” directa al torrente sanguíneo desde el hígado o el riñón, cosa que no pasa en los seres humanos. Al tener que absorberla por vía digestiva, gran parte (un 50% de la Vitamina C) no llega nunca a la sangre.

El ácido ascórbico o Vitamina C es un compuesto volátil que reacciona fácilmente con otras sustancias. Esto significa que cuando comemos alimentos con Vitamina C sólo una pequeña parte se absorbe realmente.

Los científicos han estimado que el 50% o más de la Vitamina C que se toma por vía oral no logra alcanzar el torrente sanguíneo (y lo tanto no es biodisponible, sino que se excreta por la orina).

La pérdida de Vitamina C aumenta en función de la dosis oral. A mayor dosis tomada a través de los alimentos mayor es la pérdida (o menor es el porcentaje que llega a absorberse).

Gracias a los avances de la ciencia actualmente se dispone de suplementos avanzados de Vitamina C liposomal los cuales aumentan la biodisponibilidad de la Vitamina C al 100%.

mas energía y mejora cardiovascular con nano-liposomas de vitamina c

Vitamina C Zooki®

30 sobres x 1000 mg (1 mes)

  En Stock

✓  Próximamente En Stock

  • Sentirás más energía desde las primeras tomas. Múltiples beneficios de salud. Mejora la función inmune y cardiovascular.
  • Gel liposomal patentado soluble en agua. Sabor cítrico-naranja.
  • Contiene la máxima concentración de liposomas del mercado con el tamaño de liposomas más pequeño (25,6 nm).

45,45 €  IVA Incl.

8 opiniones

Distribuidor Exclusivo España

  • Recibirás instrucciones detalladas por e-mail
  • Sin alcohol, azúcar, grasas, lactosa...
  • Envíos a España y países de la Unión Europea
  • Da para 1 mes de tratamiento
  • Lo tendrás en casa en 24 / 48 horas

La Dosis Del Dr. Pauling

El eminente Doctor Pauling escribió que la dosis diaria de Vitamina C que él tomaba era de 18 gramos al día.

El Doctor era consciente que en promedio los mamíferos de peso corporal similar a los humanos producen 9 gramos de Vitamina C al día. Pauling determinó que aproximadamente el 50% de la Vitamina C quedaba destruida por el proceso digestivo. Por esta razón, si un primate generaba 9 gramos al día, se necesitaba duplicar la dosis para alcanzar un resultado parejo.

“La Vitamina C es un componente esencial para la vida. La Vitamina C está implicada en todas las reacciones bioquímicas del cuerpo y en todos los mecanismos que confieren protección al organismo. Con la ingesta estándar de Vitamina C a través de la dieta, todas estas reacciones y mecanismos no funcionan de forma eficiente”. Extraído del libro ¿Cómo vivir más tiempo y sentirse mejor? del Doctor Linus Pauling.

El Doctor Linus Pauling también encontró que la Vitamina C no presenta toxicidad alguna, por lo que no hay riesgo de tomarla en altas dosis.

Pauling vivió hasta edad avanzada, muriendo a los 93 años poco después de realizar su última conferencia sobre la enfermedad cardíaca (dando pruebas de sus más recientes hallazgos). Su mente fue hasta el fin de sus días proclive, aguda y excepcional.

El Potencial De La Vitamina C “Para Vivir Más Y Sentirse Mejor” —Dr. Pauling

Linus Pauling predijo que la ciencia del antienvejecimiento pronto descubriría los beneficios de tomar altas dosis de Vitamina C.

El Dr. Pauling concebía este nutriente como un factor clave en la extensión de la vida. Así lo refleja en su libro todavía publicado “Cómo vivir más y sentirse mejor”, cuya lectura recomiendo.

El Doctor Linus Pauling sostenía que los seres humanos podrían llegar a ampliar su esperanza de vida en veinte o treinta años debido a las bondades y protección de la Vitamina C.

Cualquier protocolo anti-envejecimiento o de mejora de la calidad de vida debería incluir la crucial vitamina C para contrarrestar los efectos de la mutación negativa del gen GULO.

No tiene sentido intentar extender la esperanza de vida sin tener en cuenta este defecto genético fácilmente corregible.

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Si piensas que esta información puede ser útil para otras personas, comparte este artículo con tus amigos o familiares:

Share on facebook
Compártelo
Share on twitter
Tuitéalo
Cerrar menú
×

Carrito